UN ALCORCÓN DÓNDE SE PROTEJA A LAS FAMILIAS

La protección social debe ser uno de los principios irrenunciables de Alcorcón. Asegurar el bienestar básico es un principio inseparable de la vida en libertad y de la potencial prosperidad de nuestro municipio.

Durante las últimas dos legislaturas hemos atravesado una coyuntura económica especialmente complicada, con causas que trascienden el ámbito municipal.

Sin embargo, lejos de fortalecer los mecanismos de protección social, el equipo de gobierno del Partido Popular las ha desarticulado y se ha olvidado de ellas.

Hoy tenemos el reto de construir herramientas de protección social a la altura de adversidades económicas de gran calado. El Ayuntamiento, como institución más cercana, tiene que garantizar el derecho más básico a la subsistencia, para que nadie se quede atrás.

  • Anulación del “tarifazo” sobre la factura del agua y convocatoria de la Comisión de seguimiento del Convenio con el Canal Isabel II para negociar una alternativa.
  • Ofrecer alternativa habitacional frente a los desahucios.
  • Bonos sociales para abaratar las facturas del agua y la luz.
  • Red de comedores para garantizar tres comidas al día a todos los menores del municipio.
  • Acceso gratuito a material escolar.