UN ALCORCÓN LIMPIO

El estado de abandono y de suciedad de nuestra ciudad es una de las principales evidencias de la política de ruina que David Pérez ha instalado como norma en nuestro municipio. La suciedad es sólo la consecuencia más directa y catastrófica de una política de desidia, abandono y castigo hacia el municipio. Esto puede observarse en todos los ámbitos: montones de basura acumuladas, islas ecológicas sin reparar, infraestructura y maquinaria de la limpieza estropeada, aceras levantadas, sistemas de climatización de los centros públicos sin funcionar, etc.

Una política de amor hacia Alcorcón está obligada a tomar la iniciativa ante esta situación. Por eso, lograr un Alcorcón limpio es uno de los ejes estratégicos de nuestro proyecto de ciudad. Limpiar Alcorcón de basura, pero también de abandono, de deterioro o de pasividad.
Para lograrlo contamos con una hoja de ruta con dos partes. En primer lugar, un plan general de limpieza. En segundo lugar, un plan específico para la empresa pública.

  1. Plan general de limpieza

El plan general de limpieza busca reorientar la manera en que el Ayuntamiento enfoca esta área de trabajo, con el objetivo de maximizar su rendimiento para lograr los objetivos que una ciudad como Alcorcón necesita.

Nuestra ciudad no ha dejado de crecer en las últimas décadas. Nuevas personas han venido a vivir con nosotras y nuevas zonas de la ciudad han sido urbanizadas. Sin embargo, el Ayuntamiento no ha estado a la altura, y no ha sido capaz de adaptarse ante esta nueva situación. Completamente superados por las circunstancias sólo han ofrecido ruina, menos medios, menos infraestructura y muchas más excusas.

Nuestro plan general de limpieza se compone de cinco ejes:

1.1 Garantizar las infraestructuras necesarias para asegurar la limpieza

  • Construir un nuevo taller y un cantón en el Ensanche Sur.
  • Estructurar la plantilla en acuerdo con la parte social, para optimizar el rendimiento.
  • Ampliar la plantilla acorde a las nuevas necesidades de limpieza del municipio.
  • Implantar el turno de noche en el taller.

1.2 Reorganización de la gestión y de los medios de la plantilla

  • Implementar el barrido mixto y favorecer la coordinación entre concejalías de seguridad, mantenimiento y medioambiente.

  • Aprovechar la oportunidad pionera de incorporar el quinto cubo.

  • Nueva ordenanza de muebles que regule los días y las horas para depositarlos y recogerlos.

  • Reorganización de rutas para adaptarlas a las nuevas necesidades del municipio, teniendo en cuenta los cambios acontecidos durante estos últimos años, pero también la vida de la ciudad dependiendo del momento del año en el que nos encontremos, festividades, etc.

1.3 Mantenimiento cotidiano para las islas ecológicas

  • Acción de choque inmediata para reparar todas las islas ecológicas deterioradas.

  • Protocolo para la limpieza y el mantenimiento regular de las islas ecológicas.

1.4 Proporcionar los medios de trabajo para el aprovechamiento de ESMASA

  • 15 camiones pluma.

  • 8 volquetes.

  • 6 camiones convencionales.

  • 3 camiones para el cambio de caja.

  • 3 camiones de caja abierta.

  • 12 barredoras.

  • 3 baldeadoras.

  • 8 vehículos de oficios y sopladoras.

1.5 Sacar rentabilidad a las encomiendas

  • Dotarlas de medios humanos y materiales suficientes.

  • Asumirlas como medio propio.

  • Sacarles rentabilidad ofreciendo el producto hacia fuera y hacia dentro del Ayuntamiento.

  • Recuperar en 2021 la gestión del alumbrado público, que anteriores administraciones regalaron a la empresa privada Etralux.

  • Remodelación de las dependencias (por ejemplo, las de San Pedro Bautista).

  1. Plan específico para la Empresa pública de recogida de residuos (ESMASA)

En Alcorcón contamos con una ventaja diferencial y es que aún tenemos una empresa pública que se encarga del tratamiento de residuos. A diferencia de otros municipios, dónde este servicio ha sido externalizado y lo público fue liquidado para amortizar deuda, en Alcorcón tenemos una ventaja que nos permite abordar la limpieza directamente sin intermediarios e intervenir mediante una empresa pública, escapando parcialmente de las restricciones impuestas por Hacienda y los dictados de la austeridad.

Con una buena reorganización, la empresa puede garantizar la limpieza normal de la ciudad en tan solo un año. Tanto es así, que nuestro candidato a alcalde se ha comprometido a lograrlo cuando gobierne y si no, dimitirá.
Pero las potencialidades van más allá. ESMASA puede convertirse en un enclave estratégico para construir una ciudad próspera, con oportunidades, generadora de riquezas y garante de un futuro común para nuestras vecinas y vecinos.

2.1. ¿Cómo vamos a mejorar la limpieza el primer año?

  • Aprovechando la ventaja de la empresa pública. Es más rentable porque las vecinas y vecinos nos ahorramos el 21% de IVA de las subcontratas y el beneficio empresarial revierte directamente a la empresa.

  • Actualizando y mejorando el precio público para ofrecer servicio a comercios y particulares.

  • Instalando un nuevo sistema de controles para asegurar un buen servicio.

  • Adquiriendo contenedores de obra.

  • Ofreciendo la pintura horizontal.

  • Comprando una compactadora.

  • Comprando una trituradora.

  • Recuperando la venta de chatarra y separando el producto final.

  • Recuperando el servicio de recogida puerta a puerta del cartón.

  • Trabajando un protocolo de buen servicio al comercio (potenciando la recogida en los locales).

  • Sacando rentabilidad a las encomiendas (en la línea señalada en el anterior apartado).

2.2 ¿Cómo vamos a hacer que la empresa pública se convierta en estratégica para Alcorcón?

  • Convirtiendo ESMASA en una empresa pública de servicios, pero que también sea productiva.
  • Sacando rentabilidad al plástico.
  • Recuperando el tratamiento del vidrio.
  • Instalando la limpieza, el reciclaje y la recuperación como motor de beneficio común para la ciudad mediante campañas activas y pasivas de sensibilización para la ciudadanía.