UNA CIUDAD INCLUSIVA Y LIBRE DE VIOLENCIAS MACHISTAS Y LGTBIFOBIA.

La inclusión es un criterio que medio el grado de libertad y convivencia de una comunidad determinada. Alcorcón tiene un municipio tolerante, abierto y consciente del riesgo que entrañan los grandes problemas de odio que enfrenta nuestra sociedad contemporánea. Sin embargo, nuestro alcalde y su equipo de gobierno son conocidos por agitar el odio como bandera política, declaraciones inaceptables sobre las mujeres y un hostigamiento a colectivos como el LGTBI, ocultando su bandera en un vestíbulo durante el día del Orgullo con el único objetivo de que se sientan incómodos en esta ciudad, que es su casa.

El 8 de marzo y los Ayuntamientos del cambio nos han mostrado el camino, pero queda mucho por hacer. El nuevo sentido común feminista nos marca orientaciones generales para combatir la desigualdad y obtener mayores cotas de tolerancia y de libertad. Hoy, el reto de las fuerzas políticas democráticas y las administraciones contemporáneas pasa por incorporar ese nuevo sentido común en forma de políticas públicas útiles para nuestras vecinas y vecinos.

Abordamos la inclusión como principio, entendiendo que el objetivo principal es que en nuestra ciudad toda vecina y vecino pueda sentirse como en su casa. Todo el mundo debe vivir libremente sin importar su género, orientación sexual o procedencia. Alcorcón es una ciudad abierta, amable e inclusiva, dónde la diferencia es un valor que se cuida para convertirnos en un municipio más enriquecedor, justo y moderno.

Crear una concejalía de feminismos y LGTBI, similar a la que puso en marcha el Ayuntamiento de Barcelona. Los diálogos fluidos con la segunda ciudad de España nos han facilitado ya la hoja de ruta para tenerla en funcionamiento.

  • Reestructurar la gestión de la ciudad para colocar los cuidados en el centro.
  • Asegurar la coordinación entre la Policía Municipal y la Casa de la Mujer.
  • Garantizar una mayor inversión en la protección de las víctimas de violencia machista.
  • Un plan de choque contra la violencia de género y la violencia sexual, que contará con un equipo multidisciplinar de atención a víctimas, una unidad especializada de la policía municipal, una red de casas de acogida y puntos de asesoramiento para las víctimas de violencia de género.
  • Puesta en marcha de un programa de asistencia a hombres para promover un modelo relacional de equidad de género.