UNA ECONOMÍA DONDE LA RIQUEZA FLUYA HACIA LAS FAMILIAS

El desarrollo económico es la piedra angular del futuro de los municipios. La actitud de la ruina ha sido la de desentenderse, improvisar y dejar a la suerte el impacto económico de las iniciativas en la ciudad. Nuestro proyecto de cambio reivindica la proactividad de las instituciones, confía en el Ayuntamiento como dinamizador de la economía, cree en los proyectos como forma de empujar hacia el cambio de modelo productivo y en los acuerdos para promover actividades de alto valor añadido como la mejor garantía para ordenar la actividad económica, asegurándonos que las riquezas fluyan hacia las familias de Alcorcón.

Un Ayuntamiento contagiado de espíritu emprendedor, una empresa pública fortalecida, un instituto de empleo (IMEPE) a pleno rendimiento y una alcaldía con la intención de alcanzar compromisos beneficiosos para la ciudad son nuestra apuesta para asegurar que, de cada euro de riqueza generado en la ciudad, se quede el máximo posible en sus familias. Hoy, no existe ningún control sobre las inversiones, se instalan iniciativas sin ningún control sobre qué tipo de condiciones laborales se practican y los beneficios se escapan hacia paraísos fiscales. El impacto sobre el municipio es reducido.

Nuestro eje económico de proyecto de ciudad da la vuelta a esta concepción. Proactividad para generar iniciativas que fortalezcan la fluidez de riquezas hacia las familias del municipio, en forma de salarios suficientes, nuevos nichos de negocios para las PYMES, ganancias para el comercio local y beneficios cooperativos.

  1. Un Alcorcón tecnológico

  • Instalar un polo tecnológico en Alcorcón, que ofrezca actividades de alto valor añadido e impulse el I+D+I. Para así convertir a nuestra ciudad en un referente de la industria de última generación.
  • Poner en marcha los compromisos alcanzados por Jesús Santos con Toulouse Metrópole, el Polo Tecnológico de Rosario o la industria del reciclaje de Avellaneda.
  • Convertir el CREAA en un espacio para la promoción del I+D+I, mediante el acuerdo con Universidades Públicas para desarrollar iniciativas de estas características. Tal como hemos hecho con las conversaciones mantenidas con la Universidad Rey Juan Carlos o la Universidad Complutense de Madrid estos últimos cuatro años.
  1. Un Alcorcón dónde las familias mejoren su nivel de vida
  • Fortalecer el instituto municipal de empleo (IMEPE) convirtiéndolo en un dinamizador de empleo en nuestra ciudad. Consolidaremos una bolsa de empleo para asegurar que, en las iniciativas económicas que se pongan en marcha de nuestra ciudad, haya porcentaje de contratación dónde la prioridad sea para residentes en el municipio.
  • Plan de empleo juvenil, para ayudar a las y los jóvenes de Alcorcón que busquen su primer empleo a que lo encuentren, en coordinación directo con las empresas del municipio y las nuevas iniciativas económicas que instalemos.
  • Mesa de diálogo con el comercio local y de cercanía para que sean partícipes y beneficiarios de los nuevos proyectos puestos en marcha en la ciudad.